cepillo completo deshollinador

Durante la temporada de uso.

  1. Inspeccionar visualmente la chimenea.
  2. Limpiar el hollín y los alquitranes si éstos han empezado a acumularse en las paredes interiores de la estufa, avisar a un deshollinador para que realice la misma operación en el tubo.
  3. Verificar si las puertas cierran.

 

 Cuando la temporada finaliza.

  1. Inspeccionar y limpiar la chimenea.
  2. Pasar la aspiradora por el interior de la estufa, e inspeccionar el interior.
  3. Inspeccionar las puertas y cierres.
  4. Vuelva a pintar las piezas de hierro fundido si es necesario.
  5. Comprobar que las distintas piezas que forman el cuerpo de la estufa no han sufrido deformaciones por un sobrecalentamiento.

 

Limpieza.

Piezas de hierro fundido esmaltado.

La limpieza debe hacerse preferentemente cuando la estufa esté fría, empleando para ello un paño húmedo. No deben utilizarse detergentes fuertes o productos abrasivos.

Cristales.

Los limpiacristales de estufas son productos bastante efectivos. No debe limpiar el cristal durante el funcionamiento. Los cristales de su hogar son termoshock, fabricados especialmente para hogares de leña y/o carbón. si se rompen deben de reemplazarse por otro de las mismas características incluidas sus juntas. 

Conector y chimenea

Formación de hollín, creosota y su limpieza.

Cuando la madera se quema lentamente se producen alquitranes y otros vapores orgánicos, que al combinarse con la humedad ambiente forman creosota. Los vapores de creosota se pueden condensar si las paredes de la chimenea están frías. Si se prende la creosota puede producir fuegos extremadamente altos. Cualquier acumulación de la misma, deberá ser eliminada inmediatamente. Ya que la acumulación de creosota depende de tantas variables, es muy difícil prevenir el momento en el que se deba limpiar la chimenea, pero es recomendable avisar a un deshollinador al menos una vez al año. La inspección visual es la manera más segura de cerciorarse si la chimenea de su estufa está limpia de creosota. 

La manera más efectiva de limpieza es a través de un profesiona que por medio de cepillos deshollinadores apropiados y ajustados a la sección de la chimenea. conseguirá eliminar cualquier resto existente.

Visto 1157 veces Modificado por última vez en Viernes, 15 Mayo 2015 16:57
Rate it
(1 Voto)
Más en esta categoría: Cómo construir una chimenea »